Orgullo Trans en Musicales

0
Orgullo Trans Revista Online

No hay nada más divertido que apreciar un buen musical. Y no me digas que “no eres de esos”, estoy seguro de que puedes encontrar uno que se adapte a tus gustos. Recuerda que, como la música, los musicales tienen muchos géneros y estilos. Y ya que estamos de celebración por el pride, y dándole más visibilidad que nunca a la comunidad trans, ¿Por qué no hacer un Top 5 de historias que enaltecen el orgullo trans en musicales?

Antes de empezar, aclaro que esta lista tiene un orden cronológico. No me atrevería a decir qué musical es mejor que cuál. Cada uno tiene su género y su trama central, hay para todos los gustos. Tú simplemente echa un vistazo y cuéntame en los comentarios que musical te ha llamado más la atención. ¡Aquí vamos!

Le caux les follies (1983) ó “La Jaula de las locas”

Género: Cabaret.                                                                         Broadway, Nueva York.

El espectáculo se basa en una obra de teatro francesa de 1973, pero el musical se estrenó en 1983. Hay que verle la cara a quien se atreva a hablar del orgullo trans en musicales en semejante época. ¿No crees? Pero aún así, desde entonces ha podido verse en numerosas ocasiones a lo largo de todo el mundo, obteniendo seis premios Tony incluyendo “Mejor Musical” y “Mejor Actor Principal en un Musical” para George Hearn.

Su trama central gira en torno a Albin y Georges, una pareja gay que renta un club drag en Saint-Tropez, donde Albin es la estrella principal. Todo se complica cuando Jean-Michel, el hijo de Georges, invita a cenar a los padres ultraconservadores de su prometida para que conozcan a su peculiar familia.

Su canción más conocida es el tema “I Am What I Am” (Yo soy lo que soy en Español), que se ha convertido en un himno LGBTIQ+ y ha sido versionado por artistas como Gloria Gaynor o Shirley Bassey. Aquí te dejo la versión del brillante Àngel Llàcer, de la puesta actual de España.

Hedwing and the Angry Inch (1998)

Género: Rock and Roll.                                                            Off-Broadway, Nueva York.

Estrenó por primera vez en 1998 en el Off-Broadway, y luego se representó en el West End en el 2000. A partir de allí, se ha llevado al escenario en otros países con gran éxito. Una de sus más recientes puestas fue en Broadway en el año 2014. Neil Patrick Harris (de How I met your mother) se alzó con el Tony a “Mejor Actor Principal en un Musical” ese año. Su interpretación es de escándalo, no dejes de verla aquí abajo.

El musical sigue la historia de Hedwig Schimdt, un cantante trans de una banda de rock and roll de Alemania del este. El personaje está basado en una mujer alemana divorciada de un militar estadounidense que trabajaba como prostituta en un trailer en Kansas, en la vida real.

Esta es una opción perfecta para los que se la dan de serios y no quieren ver “mariconerías”. Créeme, Hedwig tiene una historia sólida, pero sobre todo mucho rock. Si te gusta “I wanna rock” de Twisted Sister, vas a amar este sountrack.

Mención especial: Rent (1996)

Género: Pop/Rock de los 90.                                                          Broadway, Nueva York.

No podría hacer este Top 5 sin hacer una mención honorífica a Rent. Este llamado “musical rock” tiene una tremenda presencia de la comunidad en general (lesbianas, trans, hombres gay). Es una producción que toca profundo el problema del virus del VIH, que en ese momento generaba gran polémica. Una puesta que reinvindica el orgullo trans en musicales desde muchas perspectivas.

La trama sigue la dura realidad de un grupo de artistas que luchan por sobrevivir en Nueva York. Un espectáculo que no solo nos habla de los problemas de la comunidad LGBTIQ+ y de los artistas, sino que nos habla del amor como solución a nuestros problemas. Su primera producción se llevó un total de 4 premios Tony, incluyendo “Mejor Musical”.

En “Out Tonight“, Mimi (un personaje principal) hace una invitación tentadora para salir de fiesta. Es uno de los números más movidos y difíciles por su alta demanda de energía, característica del personaje. Si lo comparamos con su época, te diría que Whitney Houston podría haberla cantado.

Priscilla Queen of the Desert (2006) “Las Aventuras de Priscilla, Reina del Desierto”

Género: Disco, Pop.                                                                               Sídney, Australia

Originalmente, Priscilla la Reina del desieto es una película  estrenada en 1994. Sigue el viaje de dos drag queens y una mujer transgénero de Sídney que son contratadas para actuar en un remoto resort de Alice Springs, en pleno desierto australiano.

El musical se estrenó por primera vez en Australia en 2006, y se llevó dos premios Sydney Theatre Award:Mejor Musical” y “Mejor Actor Principal” para Tony Sheldon. Luego de eso, se ha presentado en más de quince ciudades del mundo en tan solo catorce años. Sin duda, un musical taquillero.

Lo que lo hace aún más fabuloso es su repertorio de canciones formado por éxitos del pop y la música disco. Para muestra, un botón. ¿Qué más fabuloso que I Will Survive? Cabe destacar que esta es la versión de Sudáfrica.

Kinky Boots (2013)

Género: Disco, 80.                                                                        Broadway, Nueva York.

Estrenado en Broadway en 2013 y con un elenco encabezado por Stark Sands y Billy Porter (uno de los principales actores de la serie Pose). Está basado en una película de origen británico del año 2005. Nos cuenta una historia de aceptación, autoestima e inclusión, llena de mucha purpurina. Un chico heterosexual y una drag queen se asocian para crear una fábrica de botas para hombres trans, y descubren que tienen más en común de lo que pensaban.

La música es de Cindy Lauper, así que tiene ese toque disco que caracteriza a la cantante. ¡De mis favoritos! El año de su estreno se llevó un total de 6 premios Tony, incluyendo “Mejor Actor Principal en un Musical” para Billy Porter, “Mejor Musical” y “Mejor Música Original”.

Hay una canción titulada “Sex is in the Heel” que tiene una cosa que se puso muy de moda en los ochenta: un buen sintetizador con un fondo disco, y una letra fabulosa al estilo “Vogue“, de Madonna.

Everybody’s Talking About Jaimie (2017)

Género: Pop estilo 2000.                                                                    West End, Londres.

Está basado en un documental del 2011 titulado “Jaimie: drag queen a los dieciséis“.
Lo que me hace más feliz de este musical es la normalidad con la que Jaime, un joven de 16 años, inicia su proceso para convertirse en drag queen. Aquí ya nos olvidamos del tabú, nos encontramos con una familia muy cariñosa que lo apoya, y hasta un mentor drag durante su transición.

El año de su estreno fue galardonada con 3 premios WhatsOnStage, incluyendo el de “Mejor Musical“. Es importante destacar que se estrenó en Sheffield, y casi inmediatamente tuvo su puesta en el West End.

El tema de apertura del musical se titula “Don’t even Know it” (Ni siquiera lo saben), y tiene una energía fabulosa con onda de los principios de la década del 2000. Casi como una de las canciones que usaría Linsay Lohan en una de sus pelis adolescentes de la época. Si esto no es enaltecer el orgullo trans en musicales, no sé qué lo será.

Así que cuéntame. ¿Eres más de los musicales de rock? ¿Quizás te va más el pop de los 2000? O quizás eres de esos que sienten que nacieron en la época equivocada porque aman los ochenta, ¡Como yo!. ¿Has visto alguno de estos? ¡Te leo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here