Matrimonio Lavanda

4
matrimonio lavanda revista rainbow

El Lavender Marriage, como solía llamársele (o Matrimonio Lavanda en español), tiene una larga historia. Es un matrimonio mixto masculino-femenino, realizado de modo encubierto para ocultar la orientación sexual estigmatizada socialmente de uno o ambos cónyuges. Uno de los primeros usos del termino apareció en la prensa británica en 1895, en un momento en que el color lavanda estaba asociado con la homosexualidad.

Se usaba casi exclusivamente para caracterizar ciertas uniones de celebridades en la primera mitad del siglo XX. Principalmente antes de la Segunda Guerra Mundial, cuando las actitudes públicas hicieron imposible que una persona que reconocía su homosexualidad persiguiese una carrera pública, especialmente en la industria cinematográfica de Hollywood.  Durante los primeros días de Hollywood, un actor o actriz gay tenía que mantener sus preferencias sexuales ocultas por miedo a arruinar su carrera. Para dar la apariencia de ser heterosexual y a menudo ante la insistencia de sus agentes o de sus estudios, los artistas homosexuales a veces se casaban con una persona del sexo opuesto dispuestos a mantener la fachada de la heterosexualidad. Es entonces que Hollywood adopta el Matrimonio Lavanda como termino y práctica de uso común dentro de su universo.

Con la inclusión de cláusulas de moralidad en los contratos de los actores de Hollywood en la década de 1920, algunas estrellas que aún se encontraban dentro del clóset, recurren al Matrimonio Lavanda para proteger su reputación pública y preservar sus carreras. Una excepción notable que demostró la posición precaria del homosexual público, fue la de William Haines quien puso fin a su carrera a la edad de 35 años. Se negó a terminar su relación con su pareja, Jimmy Shields, para entrar en un matrimonio bajo la tutela de su empleador, la Metro-Goldwyn-Mayer.

Uniones notables

Debido a la fuerte presión de estudios cinematográficos y productoras, los Matrimonios Lavanda se volvían cada vez más frecuentes. Algunas uniones bastante notables por la fama y popularidad de algunas de las estrellas involucradas incluyen a:

Judy Garland y Vincente Minnelli

El esposo de Judy Garland y padre de su única hija, Liza Minnelli, vivió como un hombre abiertamente gay en Nueva York durante varios años antes de lograrlo a lo grande en Hollywood. Fueron las restricciones de las cláusulas de moralidad lo que obligó a Minnelli a volver al clóset. Aparentemente, Garland era muy consciente de la personalidad de Minelli cuando se casó con él y tuvieron una hija juntos. Años más tarde, ella alentaría a su hija a casarse con hombres homosexuales, afirmando que son los mejores maridos.

Rock Hudson y Phyllis Gates

La sexualidad de Rock Hudson fue uno de los secretos peor guardados de Hollywood. La estrella taquillera era un protagonista rompecorazones rodeado de mujeres que se desmayaban por él. En 1955, los periodistas de la revista “Confidential” amenazaron con publicar un artículo exponiendo la realidad oculta de Hudson. Su agente, en un intento de aplastar la historia, arregló a toda prisa que Hudson se casara con su bella y joven secretaria, Phyllis Gates. Gates siempre insistió en que se trataba de un matrimonio legítimo y no de un Lavanda.

Rodolfo Valentino y Natacha Rambova

Este Matrimonio Lavanda fue uno de los más sensacionales, estelares y discutidos. En la década de 1920, se rumoraba que el actor Rodolfo Valentino, Latin Lover y mayor Sex Symbol, era gay o al menos bisexual, lo que podría representar un problema de relaciones públicas para el galán y superestrella. Una conocida suya, la diseñadora de vestuario y escenógrafa Natacha Rambova, se encontraba en una relación lésbica con la actriz y productora Alla Nazimova, lo que la puso en la mira de los ejecutivos de Paramount Pictures. ¿La solución? en 1923 Rambova se casó con Valentino en un intento de mostrar a sus fanáticos que los rumores de su homosexualidad eran infundados. Esta unión generó muchísimos titulares, columnas y controversia, sin embargo duraría solamente dos años.

Aunque el termino caería en desuso, este tipo de arreglos matrimoniales es aún muy recurrido tanto en el medio artístico y político como en el ámbito privado. Sin embargo, el matrimonio nunca ha sido, no es y nunca será un certificado de 100% heterosexualidad, a pesar de los motivos que lo originen y el fin que se persigue.

4 Comentarios

  1. Una modalidad, por cierto, que al gremio actoral (al menos en Venezuela, dónde pude conocer una gran cantidad de personas) sigue sin sorprenderle. Me llamó fuertemente la atención cuando empecé a notarlo, y aunque me dio tristeza por ellos, pude ver una suerte de “pacto de apoyo” dentro del gremio, donde todos sabían que los matrimonios eran “lavanda”, pero lo negaban a muerte tanto a la prensa como al público.

    • Pues Aquí en México igual, muchos nombres surgen entre los artistas y políticos nacionales. Yo creo que en todos lados finalmente pero sobre todo entre familias “relevantes” para evitar el escándalo. Un muy buen amigo mío tuvo que casarse para evitar que lo sacaran de la herencia.

  2. Man! This was really good and I can tell this thing’s still going on a LOT! In the States some places are still very conservative (specially in the south) and lavender marriage is still a thing among “respectable” people/families.

    • Right? I was just telling the guy above that I have a friend that that got married to not be pulled out of his parents’ will so…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here