Cinco décadas, Cinco canciones

1
cinco canciones lgtbi revista rainbow

Más específicamente, cinco décadas, cinco canciones que representan al colectivo LGBTIQ+ y que le han empoderado desde 1970 hasta el 2020.

La lucha por los derechos de la comunidad LGBTIQ+ tuvo su primer auge en 1969. Han pasado más de cincuenta años ya, a lo largo de los cuales hemos visto muchos tipos de protesta, algunos más directos que otros. Para mí, la música puede ser una forma de protesta si se expresa de cierta forma. Por eso quise hacer este top al que titulé “Cinco décadas, Cinco canciones”.

Todo el mundo sabe que hay temas que van directo al grano como “A quién le importa” o “I will survive”. Esos temas son himnos del colectivo y es no se discute, pero hay otros que generan el mismo impacto comunicacional sin ser tan directos. Estoy hablando de canciones que dan visibilidad a la comunidad pero no lo hacen tan obvio a primera impresión, aunque después generen polémica.

Así que ponte bien los cascos y prepárate para bailar, llorar y hasta para ponerte erótico, porque se viene este top 5 que está más diverso que el centro de Madrid.

You make me feel, Sylvester –  70’s

Sylvester estuvo siempre unos treinta años adelantando a su época. ¿Puedes imaginar lo que significaba ser un artista de su estilo en 1973? A mí me parece un poco complicado. Eso no le impidió pegarla del techo cuando salió “Sylvester & the Hot Band”, su primer álbum de estudio.

Su representación para la comunidad era tal, que se le conocía como una de las “Reinas del Disco”, junto a Donna Summer y Gloria Gaynor. Estuvo presentándose hasta 1987, cuando el SIDA la complicó demasiado su salud. Pero ni eso pudo domar su espíritu, Sylvester dió entrevistas hasta lo último, cuando estaba en silla de ruedas, y hasta declaró que para él “el SIDA no era una obra de Dios”.

You make me feel está en el salón de la fama de la música disco, al igual que Sylvester, por su repercusión internacional durante la época. ¿Qué mejor forma de protestar que existir? El simple hecho de hacer acto de presencia y demostrar que existió igual o más que los demás cantantes de su generación, le da un valor agregado a Sylvester como precursor del movimiento. Por eso es nuestro primer título de este conteo de Cinco décadas, Cinco canciones.

You spin me round (Like a Record), Dead or Alive –  80’s

Tres sílabas: TE-MA-ZO. Dead or Alive dejó una marca imborrable en los ochenta cuando sacó este sencillo en 1984. Si me has leído un poco, ya debes saber que yo amo con mi vida entera esta época de la música, así que ya sabes cómo me pongo.

Más allá de lo pegajosa que es la canción, el vídeo tiene un histrionismo que contagia una sensación de poder absoluto, de dignidad. Vemos a Pete Burns con un outfit medio andrógino, que no llega a ser totalmente drag, pero fabuloso y con más actitud que nadie.

La canción fue el primer y único número uno de la banda en toda su carrera. También es el número 19 en la lista de los mejores One Hit Wonders de los 80’s (artistas que pegaron un solo single en su carrera) de la cadena Vh1. Pero lo que lo hace más valorable es que, tanto la grabación de la canción como del vídeo, fueron financiadas por la banda porque a sus productores les pareció “horrible, unánime, una basura”. Pues ya sabemos lo que el público opinó al respecto.

Freedom! ’90, Geroge Michael –  90’s

Una de las salidas del closet más polémicas de la industria fue la de George Michael en 1998. No se había visto que un artista tan influyente (más de 100 millones de copias vendidas) se declarara homosexual a la luz pública en una entrevista en CNN. Cabe destacar que lo hizo bajo presión por un episodio que tuvo con un policía poco antes (horrible), pero eso no quita que abriera una puerta para otros artistas y hombres homosexuales a asumir su sexualidad.

Ya nada más con eso, cualquiera de sus temas es asociado automáticamente a la comunidad LGBTIQ+. De hecho, sus famosos looks de cuero, que en su momento eran referencia de “romántico, sexual, heterosexual”, son asociados ahora a homosexuales, o como les dicen por ahí, musculocas de cuero. ¿No te encanta la palabra musculoca? Yo la encuentro fabulosa.

Ahora, volviendo a Freedom! ’90, para mí destaca por encima de todas sus canciones por su calidad de composición y su aura liberadora. Un recuerdo que atesoro de mi infancia es ver Vh1 y encontrarme con un montón de artistas de los ochenta y noventa en sus comerciales. Así fue como escuché Freedom! ’90 por primera vez, porque yo nací en el 92, y no me enteré sino hasta el 2005, aproximadamente, de su existencia.

All the things she said, t.A.T.u. –  00’s

Para el año 2002, el dúo t.A.t.u causó gran polémica por la aparente relación lésbica que tenían sus dos integrantes, Lena Katina y Yulia Vólkova.  El single las catapultó al número uno en las listas de más de 30 países, y les generó una fanaticada masiva casi en el acto.

La canción pertenece a su disco 200 km/h in the Wrong Lane, su primera producción. De ahí también promocionaron otros temas como “Not gonna get us” y su cover de “How soon is Now?”, originalmente interpretado por The Smiths. Para las cantantes de origen ruso, el objetivo del disco era promover el amor. Irónico pensarlo en pleno 2020, cuando en Rusia hay la situación de violencia contra la comunidad LGBTIQ+.

Lo más gracioso de todo esto es que ninguna de ellas es lesbiana en la vida real. Era todo parte de un discurso de rebeldía adolescente. Las vimos subirse a escenarios con estampados como “A la mierda la guerra” gritando, pataleando y reclamando como rebeldes. Algo que muchos homosexuales queríamos hacer en ese momento, y las amamos por eso. Muy merecido lugar en este top al que llamamos Cinco décadas, Cinco canciones. 

Take me to church, Hozier –  10’s

Si me lo preguntas a mí, este está en el top 5 (si es que no el top 3) de los mejores temas de la década, o de este siglo. La fuerza vocal y emocional que transmite Hozier hizo que se me pusiera la piel de gallina la primera vez que lo escuché en 2013, el año de su lanzamiento. A veces sigue teniendo ese efecto.

Irónicamente, su cara no demuestra demasiado esfuerzo cuando se presenta en vivo, a pesar de que el rango vocal que tiene la canción es exigente; sin mencionar que la letra está impregnada de una protesta carnal y poderosa. Según el cantante de origen irlandés, fue escrita y grabada durante una mala época en el ático de sus padres en Dublín.

Por si no le has prestado atención, habla de una relación homosexual confrontada con la religión católica. De hecho, lo que la hizo viral al momento de su lanzamiento fue su vídeo: Un relato crudo y violento de homofobia contra una pareja de chicos. Es un discurso muy contundente, pero que quizás no se percibe enteramente de esa manera en una primera impresión, sobre todo si el inglés no es tu idioma natal. Cuando entendí realmente de que iba, me gustó mucho más de lo que ya me gustaba.

Así que ahí las tienes, hemos visto Cinco décadas, Cinco canciones un top que destacó temas musicales que dieron visibilidad al colectivo LGBTIQ+.

Déjame en los comentarios cuál es tu favorita de estas canciones, o si consideras que deberíamos hacer otro top con las que más vote el público de Revista Rainbow. ¡Espero tu voto!

1 Comentario

  1. Me gustan todas pero si tengo que escoger una seria FREEDOM y si tuviera que eliminar una seria You spin me round

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here